Pensamientos aleatorios.

¿Hablas de tus pensamientos? Es decir, ¿Hablas de lo que realmente piensas y de cómo te hacen sentir esos pensamientos o de lo que sientes y de lo que piensas al respecto de esos sentimientos? No me refiero a lo que piensas de las cosas de las que todos estamos hablando, sea una película o una serie; del nuevo meme o fenómeno viral, la noticia impactante o indignante; sino de cosas que pudieran considerarse extrañas: Fantasías, deseos; lo que piensas de tus funciones biológicas, de tus dolores, de tus olores, de tus placeres ocultos, pensamientos  inconfesables, recuerdos de experiencias humillantes, lo que piensas de ti, de tus viajes; lo que piensas al estar frente al espejo, o al tomar café, de tus comportamientos en soledad, de tus miedos incluso. Entiendo que no hables de ellos con cualquiera y a veces ni siquiera contigo. ¿Qué haces con todo eso? ¿cómo lo guardas para ti en esta época en donde nuestra privacidad es cada vez menor?

uroboros

Imagen de Internet

Deja te platico algo: Recuerdo algunas veces, que, estando solo en casa tocaban a la puerta y yo, lentamente me acercaba para ver por la mirilla (no se cómo le llamas tú, pero en mi casa le decíamos mirilla, porque por ahí se mira, pero en pequeño) y me quedaba viendo en silencio, hasta que las personas se iban, convencidas de que no había nadie en casa. Y hace poco, vi un meme que hablaba de esa conducta, entonces recordé algo que leí en un libro: “es irónico que a menudo lo que tengo por la realidad más pública, resulte para los demás mi fantasía mas privada y, que lo que creo es mi mundo interno mas privado, resulte lo que más común tengo con otras personas”.

Suponiendo entonces que, si todos experimentamos los eventos privados e íntimos de manera similar, entonces, ¿qué me hace único?, pero me respondo y a lo mejor tú te respondes lo mismo: La manera en que nos experimenta el otro, la sensación y pensamiento que generamos en los otros es lo que nos hace únicos. (no en el mundo virtual sino en persona, pues nadie te experimenta plenamente sin la mediación de los cuerpos). Aquí te voy a decir lo que me temo: Que alguien ya dijo esto antes de mí y tal vez de mejor manera. Pero retomando el tema, tus pensamientos, los auténticos (en el sentido de que no son los que se piensan y utilizan para socializar), los que incluso no tienen que ver con eventos actuales, son los más valiosos.

¿Pero que tiene esto de interesante? Y te digo algo, siempre he intentado ocuparme de cosas que no están, por decirlo de alguna manera, en el reflector. Y no es por una cuestión arrogante, sino porque se que los temas de moda se terminan y cuando eso pasa, es necesario que haya personas que se hayan encargado de otros temas, para que cuando termine el ruido, existan temas que sostengan y mantengan el diálogo social. Paradójicamente, las publicaciones sobre cultura general (vice, buzzfeed, cultura colectiva, etc.), están drenando la subjetividad, es decir, nuestra experiencia personal no es únicamente nuestra (por supuesto) pero, creo que este contrato social tácito, se vulgariza cuando estas editoriales de multimedios las mencionan. Se que a veces, o así me pasa, necesitamos sentirnos parte de una colectividad, pero al mismo tiempo, conservando nuestra individualidad.

Gracias por haber leído hasta aquí, se que estoy disperso en el tema, pero esto lo escribí sin un esquema para que se sintiera más como una conversación, sin imposturas intelectuales y referencias pretendiendo que lo sé todo.

En fin, luego te cuento cómo es que hago mis esquemas para escribir, pero te advierto que es una técnica que usan millones de personas.  No soy el mejor escribiendo, pero es lo que mejor hago.

 

Acerca de Ernesto Del Toro

Autor de: Un libro real, sobre la realidad. (Ensayos sobre la experiencia de la realidad y de las aproximaciones a la verdad) (2017) El Eco de la cultura de masas. (2019) Me he desempeñado con honores en la que Alvaro González de Mendoza (El Vallero Solitario), denominaba la Carrera de obviología nuclear. De todo, en todo y para todos, en esta época donde ya nadie cree en nadie y la realidad de disuelve en el aire.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s