Verdades y Realidades. (fragmento)

3  Verdades 3

Existen niveles de verdad. Es una triada que conformada por lo que se experimenta, se piensa y se dice; estos niveles son el lógico, ontológica y moral.

La vedad Lógica, es uno de los criterios que más se utilizan cuando se trata de definir a la realidad/verdad y como ya se ha definido anteriormente, es cuando lo que se dice es congruente con el evento, o es congruente con lo que debería pensarse sobre el evento.

Cuando refiero “lo que debería pensarse”, no lo estoy diciendo en el sentido de imposición, sino en el sentido de la norma común para todos.

Por ejemplo, ante un asesinato se puede decir: se ha cometido un crimen. Y se puede pensar que, efectivamente es un crimen. Pero si aquel crimen ocurrió en un lugar, en el que el finado era un delincuente que amenazaba el bienestar, las personas directamente afectadas, podrán pensar que es justicia y un alivio. Aquí generalmente, se considera un crimen y no porque a un sector le cause alivio, deja de serlo.

Otro ejemplo es, cuando ocurre un accidente, se piensa en el estado de salud de los pasajeros, si hubo heridos, si hay muertos, en los responsables del accidente; incluso se puede decir que es un hecho lamentable. Y todo esto suena congruente con el evento. En el caso de llegar a sentir placer ya sea al verlo o al escucharlo, estamos hablando de algo fuera de la norma; es posible que suceda pero estará fuera de la norma.

La verdad ontológica, es aquella que se adecúa a nosotros mismos; cada evento genera un pensamiento que, sin lugar a dudas, será adecuado a nosotros. Aquí estamos hablando de una cuestión meramente subjetiva, que sin embargo, se debe hacer una aclaración: ésta adecuación ocurre mediante procesos internos. Escuchamos la verdad, y si no nos es familiar, si no la identificamos, si nuestras coordenadas de la realidad no se ven reflejadas; no creerémos en esa verdad. De manera contraria, si coincide con nosotros, la consideraremos verdad; ahora, no es que sea “mi verdad individual”, pues esta verdad es compartida con conocidos y desconocido.

¿Y los que no se adecúan a nuestra verdad?  Los que no se adecuan son un sector que, por obligatoriedad, la pondrán en duda y la descalificarán. Nuevamente, referimos que la verdad debe ser común para todas las personas. (Que cumpla con los criterios de verdad).

La verdad moral. Para este criterio no ahondarémos, por cuestiones prácticas, en el concepto de moral, sin embargo lo entenderemos como esta obligación y responsabilidad de actuar conforme a lo esperado por la sociedad; respetar los modos y las normas.

Ahora bien, la verdad moral es aquella que no miente;  aquella que expresa lo que piensa sin caer en la mentira.

                                                      image   

Exceso de realidad

Digamos que hay un exceso de realidad; cada vez más eventos salen a la luz e ingresan a nuestro campo de atención. Generalmente son situaciones desconocidas o poco conocidas, que, como hemos mencionado, nos incitan a sondear opiniones con los demás.

Ante este exceso de realidad, además de la angustia que esto produce, se genera la necesidad de explicarlo (y rápido). Por eso es que se decide opinar, casi como una obligación, sin embargo, si algo no se conoce, no se podrá decir la verdad acerca de ello.

¿Qué debe hacer el individuo ante este fenómeno opinológico?, ¿tomar distancia o tomar partido? Se debe, primero, evaluar la información que se obtiene y poner en práctica el conocimiento adquirido; sino sobre el tema, sobre el propio pensamiento.

Avaluar lo que se escucha, lo que se lee y lo que se piensa. Tenemos que identificar los elementos. Quien lo dice, como lo dice, para que lo dice y en desde donde lo dice.

Pueden ser involucrados o externos; pueden hablar de manera diplomática o directa y descriptiva, pueden aprobar o reprobar la situación o pueden ser actores de derecha o de izquierda.

Para un análisis objetivo, debemos despegarnos de nuestra inmediatez personal, deshacernos de los conceptos aprendidos y entender el fenómeno ( o intentar verlo) de manera diferente, de manera que no lo habíamos pensado, eliminando el juicio.

Descubrir que existen otras vidas más allá de mis horizontes, que existen otras vidas opuestas a la mía, con creencias,  valores y gustos diferentes (u opuestos). Que hay existencias paralelas para quienes nosotros, somos los malvados, los inmorales, los terroristas, incomprensibles…los enemigos. Que piensan lo que piensan y no otra cosa.

brain-visual                                                          imagen obtenida del Blog de Ernesto olivares. Visual Información

Acerca de Ernesto Del Toro

Ensayista autor de: Un libro real, sobre la realidad. (Ensayos sobre la experiencia de la realidad y de las aproximaciones a la verdad) (2017) El Eco de la cultura de masas. (2019) Me he desempeñado con honores en la que Alvaro González de Mendoza (El Vallero Solitario), denominaba la Carrera de obviología nuclear. De todo, en todo y para todos, en esta época donde ya nadie cree en nadie y la realidad de disuelve en el aire.
Esta entrada fue publicada en Análisis filosófico acerca de lo obvio. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s