¿Es mi obligación opinar acerca de todo?

Nuestra existencia transcurre rodeada de eventos, unos más trascendentes que otros; desde noticias locales o internacionales,  hasta sucesos del  ámbito personal. Pero hay ocasiones en las que algo ocurre en alguna parte de mundo, que genera  impacto; ahí nos encontramos, sin quererlo, en un aprieto, pues frente a la noticia, por supuesto que deseamos saber por qué ocurrió, cuáles son sus antecedentes y las posibles consecuencias que tendrá en mi vida.

Leemos noticias relacionadas, vemos videos en donde se nos explica el contexto, así como sus antecedentes históricos; identificamos a los protagonistas, etc. Pero eso no basta, tenemos que ser rápidos y acertados, mientras más rápidos mejor (lo acertado ya no importa), pues si nos tardamos, corremos el riesgo de que nuestro comentario no sea visto por nadie.  Menciono que “no será visto”, porque el lugar en donde todas las opiniones y comentarios son vertidos, es en las redes sociales; ya no importa si no lo escuchan de vuestra voz.

Se tiene la certeza de que nuestra opinión es la más informada, o que nuestro comentario es el más acertado y que los demás tienen que conocerlo, (se cree, que se sabe).

Pero, ¿y si no quiero opinar? Si considero que no conozco nada o que sé poco del tema, ¿tengo que opinar? ¿qué pasará conmigo (o con mis hijos o los hijos de mis hijos) si no opino?

Tomando partido

Una vez que se ha decidido opinar y como es rápido, generalmente serán opiniones basadas en  experiencias, sentimientos y sobre todo (en el caso de eventos internacionales) en nuestra cultura. Se realizarán comparaciones entre nosotros y ellos, se utilizarán adjetivos como buenos o malos y sobre todo, se expondrá porque es que están equivocados.

Cuando se toma partido por las víctimas, (siempre es así) demostraremos nuestra solidaridad con Likes, Hashtags o filtros para fotografías con los colores de la bandera del país en cuestión. Por otro lado, en el mundo real, les haremos saber a nuestros allegados lo conmovidos que estamos.

Por otra parte, si apoyamos a los victimarios, nos ganaremos la antipatía de algunos y las risas de otros, pero aun así, estaremos apoyándonos en experiencias, sentimientos y sobre todo en nuestra cultura. En ambos casos con una limitada compresión del tema.

pino.jpg

Opinar sobre el opinar

Cuando no se quiere opinar del evento, pero si se quiere opinar; se opina sobre los que opinan. Siempre con la intención de desenmascararlos y demostrar lo poco que saben o lo equivocados que están. (Los que sí opinaron del tema). O que es ridículo interesarse por ciertos temas.

Los insultos no pueden faltar, porque, citando a Zygmunt Bauman: “no se necesitan habilidades sociales para participar en una red social”; por eso, no hay que demostrar respeto por nadie en los comentarios y mientras más ofensivos, mejor. Esto, además de abonar a la confusión, desinforma.

Y los medios…?

Por todo lo anterior, es necesario acudir a los medios de información confiables, pues ellos son quienes están cerca del evento, dan seguimiento y actualizan constantemente la información; se disipan dudas, aclaran y nos ayudan a conocer la verdad, pues la verdad no es inmediata y con toda esta vorágine de opiniones, tarda más en conocerse.

Antes, la falta de medios de información, ocasionaba que no se conocieran ciertas noticias en otras partes fuera de la zona; ahora el exceso de acceso a la información de los individuos y lo visible de sus opiniones, ocasionan que se conozca el evento, pero que carezca de transparencia.

Medios Internacionales, de Izquierda o de derecha (por lo que digan y no digan), son los encargados de aclarar la situación a la población; con esto se confirma que las redes sociales informan mucho e informa mal.

¿Por qué pienso que es mi obligación, opinar acerca de todo?

¿Por qué nos sentimos obligados a opinar? ¿Por qué creemos que un video de 15 minutos de duración, nos podrá resumir un evento que tiene décadas de antecedentes? ¿por qué #todossomostodo?¿Acaso no se sufre más? ¿ no es más angustiante? ¿ No es más confuso? O solo será que, así nos gusta?

Es fácil opinar; ni siquiera se necesita saber del tema. Se ahogan voces que gozan de cierta credibilidad, pero quien quiere quedar fuera de los fenómenos globales. Desde un baile hasta alguna tragedia, todos queremos participar.

Esta condición “opinológica”, llena de desaliento, porque precisamente, se toman en cuenta todas las opiniones; se debe de filtrar y saber identificar quien aporta y quien contamina el tema.

Se necesita valor para guardar silencio, y no estamos hablando del silencio que es cómplice, sino al silencio que se niega a generar confusión, al silencio sensato, al silencio que acepta no conocer del tema. Al silencio que se produce al meditar.

En cierta medida, ante el exceso de información, se produce la necesidad de estar informado, conocer el presente y los cambios que se producen a partir de ciertos eventos, es importante actuar, porque todo nos afecta directa e indirectamente, primero económicamente y después mentalmente.

Anuncios

Acerca de Ernesto Del Toro

Autor de: Un libro real, sobre la realidad. (Ensayos sobre la experiencia de la realidad y de las aproximaciones a la verdad) (2017) El Eco de la cultura de masas. (2019) Me he desempeñado con honores en la que Alvaro González de Mendoza (El Vallero Solitario), denominaba la Carrera de obviología nuclear. De todo, en todo y para todos, en esta época donde ya nadie cree en nadie y la realidad de disuelve en el aire.
Esta entrada fue publicada en Análisis filosófico acerca de lo obvio. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Es mi obligación opinar acerca de todo?

  1. Lola Lozano dijo:

    Muy muy interesante… Y opino que podríamos desmenuzarlo un poco más… Pero como no estoy preparada para hacerlo… Callaré… Cuando lo haya meditado suficiente, si creo que es de utilidad para alguien, además de egocéntricamente querer llamar la atención con mi opinión, entonces lo haré jejeje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s