Los Memes y la conquista definitiva del placer.

freud-sex

La supremacía de la imagen es un hecho, y  la cada vez más extensa variedad de pantallas y el rango que éstas abarcan es cada vez mayor.  Ahora, las imágenes digitales, una fotografía, ya sea que contengan un poema, o una frase de algún personaje histórico o de la literatura, o de la televisión o un chiste,  las encuentras plagando las redes sociales.

Sobre todo, los chistes en imagen han tenido una gran aceptación en amplios sectores de población activa en redes sociales (incluso si su actividad es mínima). Y aunque no  abordaremos la creación del término Meme, ni su historia y popularidad en las redes sociales; abordaremos al Meme y su participación en el acto social.

Del ( que contaba un) chiste al (que hace un) Meme

En una fiesta, alguien con dotes orales e histriónicos, captaba la atención y contaba chistes, uno tras otro y con gracia natural; también existían otros individuos que se esforzaban, sin embargo, no contaban con la gracia para poder transmitir la gracia del chiste; en ocasiones el chiste era el mismo relator y su manera torpe y desordenada de contar chistes.

Hoy con la penetración de la pantalla en los rincones más íntimos de la existencia, el contar chistes se ha reducido a comentar: ¿Ya viste el Meme de tal o cual persona? Y se obtendrá una respuesta favorable y risas con el hecho de solo recordarlo. En caso de que la respuesta sea negativa, inmediatamente se mostrará la pantalla  para generar la risa.

Las características de un Meme (generalmente) son las siguientes:

  • Imágenes familiares. Fragmentos de películas, caricaturas, fotografías de algún personaje; o de alguna situación en específico.
  • Una frase o comentario que nos remita al suceso actual que está siendo popular. O en su defecto alguna frase que a compararla con la realidad resulte irónica.
  • Son mutables. Se puede hacer uso de un Meme en diferentes escenarios, o aludir a él.
  • Son efímeros. Ocasionado por el rápido tránsito de información, el Meme tiene pronta caducidad.

Por un  lado tenemos la urgencia de la interpretación de nuevos hechos y por otro, la urgencia de hacer el chiste más rápido y gracioso, lo que nos lleva al  planteamiento de Sigmund Freud (El chiste y su relación con el Inconsciente. 1905) en cuanto a que el chiste, es un “ahorro en el gasto psíquico”. La prueba que nos pudiera confirmar esto es evidente: No necesitas conocer el hecho, simplemente basta con conocer el Meme para poder reír y asumir que sabes de que trata la broma.

Gran parte de las agencias noticiosas, o portales periodísticos, publican sus encabezados en redes sociales, y debido a la rapidez del Internet, lo único que se lee es el encabezado mismo, el lector  asumirá que entiende la situación, la mayor parte del tiempo de manera errónea, solo con leer el mensaje manifiesto.

Los Memes condensan todo un suceso; el entendimiento de la broma provoca que se “atraviese” al final de la información, (que se dirija la atención a cierta interpretación en línea recta), haciendo que el “pantallavidente” crea que conoce las consecuencias finales o que ha cubierto cada una de las aristas del suceso en cuestión. El Meme es un atajo para enterarse de los sucesos sin leer de los sucesos. Al entender el chiste, se asume que se sabe de qué nos están hablando.

Cada vez es más frecuente escuchar comentarios como: “solo leí el encabezado” o “solo he visto los Memes”. Y si se puede pensar que los Memes, en cierto modo,  cumplen una función como medio de información, no es así. (tal vez de divulgación en todo caso).

Dentro de la categoría de Memes, (pues los hay filosóficos, literarios, historiográficos, psicoanalíticos, [todos {por supuesto} con marca de agua], de medicina, de abogados, etc.) el Meme Popular, aquel que entiende el de criterio corto y criterio amplio, si se permiten la expresión, generalmente contiene una broma literal, simplona, que juega solo un poco con las palabras, con la situación o de doble sentido; bromas que se dan en el ámbito de los pensamientos inmediatos. Requieren de poca explicación; una vez más: Ahorro de gasto psíquico.

El Meme, es rápido, (una cualidad fundamental del chiste), pero, como se comentó anteriormente, es efímero, fugaz; Florece, es decadente y se olvida. Dando paso al siguiente evento.

La ignominia

En las Sociedades actuales, es común encontrar eventos de Afrenta Social: Impunidad, Ladrones de cuello blanco, la precarización del trabajo, la transformación del Proletariado a Precariado (término creado por Guy Standing), robo de grandes capitales, la privatización de servicios, corrupción y un sinfín de situaciones que indignan y llenan de enojo.

Sin embargo, este enojo se reprime, pues, el que experimenta de cerca estas situaciones, no es escuchado y el que no se encuentra en contacto directo, se enoja con, digamos, La Clase Política; pero como La Clase Política son muchos y a la vez nadie, nos enojamos con la nada, teniendo que reprimir esos sentimientos de enojo, rabia, ira y desesperación. (Generalmente).

El Chiste, es aquel mecanismo que nos ayuda a disfrazar este enojo reprimido (entre algunas otras represiones)  y poderlo liberar. Así, podemos hacer burla del Presidente en turno, o de Capos de la droga, o de declaraciones de La Clase Famosa.

Ante la constante ignominia, la búsqueda de placer es constante. Otra función del chiste descrita por Freud, es precisamente que el chiste es una fuente de placer. Proporciona goce. Se goza con la broma, con repetirla, con compartirla; gozamos con odiar a Legarreta y al Presidente; gozamos con la humillación del diferente, gozamos porque  entendimos el chiste, gozamos porque es nuestra revancha, ¡Es nuestra victoria!

1454098768_302272_1454119359_sumario_normal

El placer se encuentra en el que hace el Meme (con marca de agua por supuesto) y en el que lo ve, lo entiende, y lo comparte.

Finalmente y para aclarar que, no es un discurso en contra de esta, digamos,  forma de expresión. Claro que se goza con una buena broma, o una broma vulgar, o que se burlen de Autores que nunca leeremos. Los Memes son una forma más de placer, en la sociedad del placer.

Se recomienda leer:

 FreudS. (1905), El chiste y su relación con el Inconsciente

Acerca de Ernesto Del Toro

Autor de: Un libro real, sobre la realidad. (Ensayos sobre la experiencia de la realidad y de las aproximaciones a la verdad) (2017) El Eco de la cultura de masas. (2019) Me he desempeñado con honores en la que Alvaro González de Mendoza (El Vallero Solitario), denominaba la Carrera de obviología nuclear. De todo, en todo y para todos, en esta época donde ya nadie cree en nadie y la realidad de disuelve en el aire.
Esta entrada fue publicada en Análisis Psicológico acerca de lo obvio. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s